Toppo

El líder de las tropas del orgullo del universo 11, Toppo, dirige nada menos que a Jiren y al igual que el guerrero gris, Toppo es señalado por poseer una fuerza similar y hasta superior a un Dios de la Destrucción. Su condición de justiciero y defensor universal de la moral lo colocan como un guerrero difícil de vencer, son convicciones y no ambiciones lo que mueve a Toppo, esto acompañado de una fuerza inigualable le hacen un guerrero temible, incluso para Goku y Vegeta.

Su poder superior se debe en gran parte a haber recibido entrenamiento del ángel Marcarita, con lo que ya tiene un paso adelante para ser el futuro Dios de la Destrucción en su universo. Lo que genera temor de Toppo, es que logra enfrentarse a Goku o Vegeta como Super Saiyajin sin necesidad de recurrir a su transformación, la cual lo coloca por encima de la mayoría de los guerreros de todos los universos.

Toppo es el modelo de guerrero de la justicia universal

Su comportamiento es una mezcla de buen guerrero y buen maestro, así lo vemos siempre persiguiendo la justicia como máximo ideal, a la vez que entrena y apoya psicológicamente a un guerrero como Jiren, a quien sabe atormentado en su interior y es el único que sabe como tratar y ordenar las ideas del poderoso guerrero gris.

El torneo de la Supervivencia Universal o Torneo del Poder, reunió a los guerreros más poderosos de todos los universos, para eliminar a cada universo que fuese quedando sin guerreros y al final terminar con solo un universo existiendo, en este torneo se encontraron los guerreros del universo 11 con los guerreros Z del universo 7.

Toppo en Dragon Ball Super

La rabia de Toppo contra Goku era en parte justificada, el saiyajin tuvo alguna influencia en la decisión de Zeno Sama de hacer un torneo para eliminar a todos los universos menos uno, por eso Toppo odia a muerte a Kakaroto y se ha prometido eliminarlo con sus propias manos.

Sin embargo, aunque a Toppo le horrorizó la idea de aquella eliminación de universos enteros de la existencia a través de un torneo, jamás retaría o criticaría a Zeno Sama, Dai Shinkan o a los dioses de la destrucción y ángeles, es un personaje con un respeto absoluto de las diferentes jerarquías celestiales, seres a los que defiende casi por reflejo.

Al comienzo, Toppo disimula su molestia contra Goku para no mostrarse prejuicioso ante Kai, sin embargo, apenas nota la transformación en modo Dios de Goku, no puede evitar pensar que es un Dios falso y tiene maldad en su corazón, las ganas de pelear y mejorar de Goku, son tomadas por Toppo como arrogancia y por ello está dispuesto a enfrentarlo donde y cuando sea.

Toppo en el torneo de la Supervivencia Universal

El comportamiento de Toppo durante el torneo nos deja ver algunos rasgos ocultos de su personalidad. Su orgullo sale a la luz cuando hace mofa del poder de número 17 o de Gohan, quienes prácticamente no pueden hacerle siquiera cosquillas al poderoso guerrero cuasi Dios.

Toppo en el torneo de la Supervivencia Universal

También se muestra sarcástico cuando Vegeta, tratando de ofenderlo le recuerda que no es el más fuerte del universo 11 (ya que lo sería Jiren), al responderle que él tampoco es el más fuerte del universo 7 (ya que sería Goku).

Su transformación en modo Dios de la Destrucción es de las más fuertes que se ven en todo Dragon Ball Super, no solo en lo físico, a nivel psicológico podemos notar que Akira Toriyama se ha encargado de dejar claro que Toppo, en su poderosa transformación, ya no piensa en la justicia, sino en obtener su máxima fuerza para sobrevivir ante enemigos temibles, algo que Toppo utiliza enfrentando a Vegeta.

En el momento en que Gohan y Androide 17 enfrentan a Toppo, podemos ver que aunque el guerrero del universo 11 es poderoso, no es tan inteligente o estratega como Vegeta o el mismo 17, quien logra distraerlo con algunas tácticas para ganar tiempo al ver que quedan pocos minutos de torneo, al fin y al cabo, ganará quien permanezca de pie en el campo de batalla al culminar el tiempo y no el más poderoso.

Son las burlas de Freezer, cuando entre los ataques de este y número 17 logran derribar a Toppo, lo que hace que el líder de las tropas del orgullo declare que ya no le interesa la justicia, su cuerpo se vuelve exageradamente musculoso, lo que con su tamaño le hace parecer imbatible, además su Ki toma un tono morado similar a los dioses de la destrucción… porque es la energía de la destrucción, Beerus y todos los dioses presentes lo reconocen. Vermoud, el Dios de la destrucción del universo 11, Marcarita, su ángel guía y Kai, el Kaio Shin de ese universo, aclaran que realmente Toppo está listo para ocupar el puesto de Dios de la Destrucción.

Toppo en modo Dios de la Destrucción

El final de la participación de Toppo en el torneo de la Supervivencia Universal llega a manos de Vegeta, el Príncipe de los Saiyajin, quien decide usar su máximo poder contra él y ejecuta la explosión final, con la diferencia de que esta vez no se inmola porque su nueva transformación le permite sobrevivir a la técnica, que en otros momentos significó un suicidio en defensa de la tierra ante poderosos enemigos como Majin Boo.

Un punto curioso sobre Toppo es que aunque despertó el ki de un Dios de la Destrucción no lo domina por completo. Este poder lo protege contra muchos ataques, pero no puede lanzarlo más que reuniendo fuerza por varios segundos, además en el combate con Vegeta quedó claro que Jiren es efectivamente, el guerrero más poderoso del universo 11, siendo el último contendiente que luchó contra el universo 7.

Al final del arco del Torneo del Poder, Toppo, Jiren, todos los dioses y guerreros de los universos destruidos vuelven a la vida, esto gracias al deseo del androide número 17, guerrero Z que permaneció en el campo de batalla, y decidió pedir el noble deseo de que fuesen devueltos a la vida todos los universos destruidos, con sus dioses y guerreros incluidos.

¿Quieres ver más personajes de Dragon Ball Super?

Deja un comentario


Ver más capítulos de Dragon Ball