Hearts el asesino de dioses

El enemigo más formidable que pueda imaginar cualquier fanático de Dragon Ball. Si ya nos sorprendimos del poder que han alcanzado Goku y Vegeta y sobre todo, del gran poder de Zeno Sama, solo hay que imaginarse a alguien cuyo plan sea acabar con todos los dioses hasta eliminar también a Zeno Sama y Dai Shinkan,

Su entrada no podía ser más espectacular. La primera vez que vemos aparecer a Hearts, ataca con su poder a Goku, Vegeta y Hit, dejando a todos literalmente aplastados contra el suelo, sin poder moverse, solo utilizando su energía.

Con una gran astucia, apenas aparece Hearts sabe que no está ante el guerrero más poderoso entre aquellos tres, pero entiende que Hit es el más viejo, por eso le pregunta por el guerrero más poderoso de los universos y aunque el ágil sicario calla, Hearts lee la mente y sabe que es Jiren, aquel miembro de las tropas del orgullo que solo entre varios guerreros Z pudieron derrotar en el torneo del poder.

Hearts el Deicida

Una personalidad que se impone sobre Zamas

Hearts es un antagonista interesante, su cálculo de las situaciones se corresponde con un gran guerrero pero al final sus planes no nacieron de él, han sido sembrados en su mente por un poderoso científico, un demonio llamado Fu, que maneja tantos secretos que lo convierten en un delicado enemigo, ya que conoce como aprovechar la semilla del universo, un elemento que podría acabar con todo, incluido Zeno Sama.

Las discusiones entre Hearts y Zamas demuestran que el poderoso deicida no está del todo ganado a acabar con todo porque sí, lleva lo que él cree una misión honorable: El acabar con los dioses de todo, para que estos no puedan continuar decidiendo el destino de humanos, planetas, galaxias o universos a veces de manera caprichosa.

Es en este sentido que corrige a Zamas, quien tiene a los humanos como lo más peligroso y el objetivo a exterminar, soñando con hacerse un Dios, mientras Hearts busca exterminar a los dioses, porque interpreta que estos juegan con la humanidad.

El poder de Hearts en Dragon Ball Super

La derrota de Hearts lega a manos de Gogeta, cuando Goku y Vegeta se transforman y fusionan en sus formas finales, logrando enfrentar a aquel monstruo con ayuda de Hit, Jiren y la intervención ocasional de número 17, Trunks del futuro alternativo y Piccolo.

El poder de Hearts

No es un personaje cualquiera, cuando consigue su forma de Deicida definitivo, demuestra que está más allá de los niveles conocidos hasta el momento cuando, en apenas segundos, borra de la existencia a Zamas Pothala, el ser que logró hacerse inmortal pero no pudo con la fuerza que puede asesinar a dioses.

En esta transformación y por perseguir objetivos que considera nobles para luego terminar uniéndose a la causa de los buenos, Hearts nos recuerda a la última transformación de Naruto en Shippuden, con la energía dorada en todo su cuerpo y la capacidad de usar esta ola de energía a voluntad.

Hearts enfrenta a Goku Jiren y Hit

A diferencia de Molo o Freezer, no es Hearts un enemigo irracional, perseguía una causa por creer en ella, al entender que no tenía la razón apoya a los guerreros Z, logrando hacer un dúo con Goku impresionante, capaces de enfrentar a cualquier grupo de guerreros en el universo.

Llama la atención, además, que Hearts a pesar de no ser un Dios, logra mantener a raya al mismo tiempo a guerreros que ya superan a los dioses (menos a Zeno Sama) como Goku o Jiren.

¿Quieres ver más personajes de Dragon Ball Super?

Deja un comentario


Ver más capítulos de Dragon Ball