Dai Shinkan El Gran Sacerdote

Si hay un personaje misterioso e interesante en la saga de Dragon Ball Super, es Dai Shinkan, también conocido como El Gran Sacerdote. Desde sus gestos, que son una mezcla de paz y armonía con un gran poder dispuesto a usarlo cuando se requiera, nos llenan de íntriga. Podría decirse que hay cierto toque de alma de guerrero en su mirada, cuando enfadado mira fijamente a algún personaje. Solo ante Zeno Sama se muestra sumiso y obediente.

Su lugar en el orden celestial es bastante claro, siendo una especie de asistente, ángel guía, pero también ojos y oídos para Zeno Sama, el Rey de Todo. Es también el padre de los ángeles guía que acompañan a cada uno de los dioses de la destrucción de los distintos universos. Al saber que los ángeles guía llegan a ser más poderosos que los dioses de la destrucción, en muchos se crea la duda de si Dai Shinkan podría ser más poderoso que el mismísimo Zeno Sama¡!

Dragon Ball Super trajo a seres celestiales superiores a la serie

Hasta la llegada de Dragon Ball Super, la saga que más tiempo tuvo a nuestros personajes fuera de la tierra fue la saga de Freezer, con Majin Boo también llegó un enemigo poderoso más allá de límites terrestres, pero buena parte de la saga se desarrolló en la tierra.

Dai Shinkan en el arco del torneo del poder Supervivencia Universal

Tanto con Freezer como con Majin Boo la tierra seguía siendo un ancla para las historias, con la aparición de Beerus, el dios de la destrucción del universo 7 todo toma un nuevo rumbo, junto a Beerus está un ángel y pronto nuevos enemigos demuestran que la tierra no es el centro de las historias y cuando toque pedir un deseo importante, al igual que en las luchas, se defenderá mucho más que nuestro pequeño planeta.

Es en este contexto donde vemos aparecer a Dai Shinkan junto a Zeno Sama. De hecho, previamente conocimos a Champa, Dios de la destrucción del universo 6, Cada Dios de la destrucción tiene un ángel guía, Beerus a Whis, Champa a Vados y ambos son hijos de Dai Shinkan. En cuanto Beerus y Champa deciden hacer un torneo para jugarse la propiedad de la tierra (que solo existía en uno de los dos universos), apareció Dai Shinkan junto a Zeno Sama.

La aparición de aquella pareja, el Rey de Todo y el Gran Sacerdote es todo un espectáculo, no por una llegada antecedida por pirotecnia sino justamente por lo contrario, llegan en calma, silencio pero todos los ángeles y dioses presentes temen hasta el punto de temblar ante su presencia.

Este temor gigante de los dioses de la destrucción y un respeto absoluto de los ángeles ante Dai Shinkan y Zeno Sama, demuestra que se trata de otro tipo de seres, con poderes muy superiores, por eso si sabemos que Zeno Sama puede borrar varios universos con solo pensarlo, es posible que algún poder similar pueda tener Dai Shinkan.

Dai Shinkan en el arco del torneo del poder (Supervivencia Universal)

Ángeles guía de los doce universos

Al igual que Zeno Sama (o quizás siguiendo la actitud del Rey de Todo), Dai Shinkan acepta de buena gana la conducta de Goku, único ser aparte de los ángeles que no se inclina ante la presencia de Zeno Sama y Dai Shinkan. Aunque los ángeles son hijos del Gran Sacerdote, su nivel no obedece al lazo familiar, ya que ante Zeno Sama también mantienen un gran respeto pero no a nivel de tener que arrodillarse como los demás (menos Goku).

Algunos momentos de Dragon Ball Super dejan claro que Zeno Sama borra un universo pero deja vivir a los ángeles guía, incluso los dioses de la destrucción son borrados con su pensamiento, pero los ángeles permanecen vivos, aunque más adelante descubrimos que pueden ser borrados de la existencia si violan las normas.

Cuando Zeno Sama decide realizar el torneo del poder, es Dai Shinkan quien lleva el mensaje y podemos ver como, ante su presencia, Beerus se arrodilla asustado, temblando, incluso el Kaio Shin anciano del pasado se asusta y regaña a Goku, pero el Gran Sacerdote demuestra que al igual que Zeno Sama, no le molesta la conducta de Goku. Whis, por su parte, también se mantiene de pie ante su padre.

Su poder es tal que realmente es el único personaje en toda la serie que no teme a Zeno Sama. Mentalmente parecen estar conectados, de ahí que muchos fans hagan una analogía entre la relación Zeno Sama – Dai Shinkan, con el Dios y el Diablo en las religiones más populares.

El Gran Sacerdote Dai Shinkan junto a Son Goku

Dai Shinkan viene a ser en esta comparación el Dios más poderoso, algo que confirma Whis en el manga, al afirmar que nadie, absolutamente nadie en el universo está a su nivel. Zeno Sama sería en ese escenario el superior directo de los dioses de la destrucción, con poder infinito para destruir con su pensamiento, solo que sin el aire maligno que tiene la contraparte de Dios en las religiones conocidas.

Dai Shinkan toma decisiones sobre la vida y la muerte

En capítulos avanzados de la serie, sabemos que Merus, un ángel guía, ha violado las normas celestiales, aun siendo hijo de Dai Shinkan es borrado de la existencia, pero acá viene la parte complicada: No sabemos si Zeno Sama ha consultado el tema mentalmente con Dai Shinkan antes de borrar a su hijo, pero el Gran Sacerdote apenas comentó en un momento que no le gustaría perder un ángel guía, mostrando cierta frialdad y el cuidado por el conocimiento oculto que solo manejan los ángeles guía. Más allá, luego Dai Shinkan decide traerlo de vuelta a la vida (resucitarlo) como un mortal y le deja trabajar en la patrulla galáctica.

El Gran Sacerdote Dragon Ball Super

Cuando Zeno Sama empieza a destruir los universos eliminados en el torneo del poder, borrando con su pensamiento progresivamente, a los universos 9, 10, 2, 6, 4, 3… hasta que quedan combatiendo guerreros del universo 7 contra Jiren, el poderoso guerrero del universo 11 a quien todos consideran más poderoso que un Dios de la destrucción, en todo ese tiempo Dai Shinkan muestra una tranquilidad increíble, sin temor.

Aun cuando Zeno Sama se comunica directamente cuando quiere decir algo importante, ocasionalmente es El Gran Sacerdote quien habla por él y una de las ocasiones fue cuando finalmente, derrotado Jiren, número 17 resultó ganador del torneo de la Supervivencia Universal y, con el deseo que obtuvo como último guerrero en pie, decidió pedir que todos los universos borrados y sus guerreros fueran restaurados.

Dai Shinkan toma decisiones sobre la vida y la muerte

Fue entonces cuando Dai Shinkan hizo una declaración que dejó a todos pasmados de terror, a la vez que alegres por el deseo de número 17. El Gran Sacerdote les aseguró que si el peleador ganador pedía un deseo egoísta, sería borrado también su universo, quedando claro que se borraría toda la vida a excepción de los ángeles guía, Dai Shinkan y Zeno Sama.

Estas acciones también son un guiño a las religiones más conocidas, donde vemos a dioses tomando decisiones para castigar a la humanidad con exterminios masivos, reintentando luego construir un mundo y una humanidad mejor. Si bien no nos queda claro el papel de Dai Shinkan a nivel celestial superior como creador o destructor, suponemos que podría ser creador de universos.

Los ángeles guía de los dioses de la destrucción, tienen entre sus funciones reparar daños innecesarios o accidentales que estos cometan, lo que implica reconstruir planetas enteros en apenas segundos. Por ello, no sería extraño que en caso de tener que construir universos, Dai Shinkan fuese quien asumiera tal responsabilidad, lo que confirmaría la analogía con el Dios y el Diablo en las religiones más conocidas de la humanidad.

Un punto interesante que conocemos en peleas posteriores al torneo de la Supervivencia Universal, es que Dai Shinkan no solo acepta la irreverncia de Goku con buen humor, termina reconociéndolo como un ser poderoso y aprueba su uso de la doctrina egoísta, algo que dominan todos los ángeles guía y se supone que también El Gran Sacerdote, aunque a otro nivel.

¿Quieres ver más personajes de Dragon Ball Super?

Deja un comentario


Ver más capítulos de Dragon Ball